Con una amplia muestra literaria que incluyó obras de narrativa, poesía, espiritualidad y autoayuda, cinco escritoras colombianas conquistaron a los lectores de Miami durante la reciente feria del libro de Miami, reconocida como una de las más importantes de los Estados Unidos. Son ellas: Pilar Vélez, autora de la novela “El Expreso del Sol” y el poemario “Soles Manchados”Patty Rebellón, autora de la saga policíaca Corazones ÉlitePatricia Gaviria, autora y conferencista de “Volver a Ser Feliz… Venciendo la Depresión con el Cuerpo, la Mente y el Espíritu” y “Lo Último en Tecnología Divina: Los Ajustadores de Pensamiento”. Margarita Rosa Pedrozo, autora de “Palabras… ¿Espejo de un recuerdo?” y “Compás en la Existencia” ~Pasos a la Plenitud” y Patricia Jaramillo, autora de ¿Qué carajo quieren ellas?

 

Foto Pilar Velez (1)

Pilar Vélez

Le preguntamos a cada una de ellas, ¿Qué significó participar en el Miami International Book Fair 2015 en este punto de sus carreras literarias?

 

Pilar Vélez:  Desde hace varios años participo en esta feria pues es un espacio único que me permite reencontrarme con los amigos escritores y la comunidad en general. En esta oportunidad tuve el honor de compartir con el público visitante, mi reciente novela “El Expreso del Sol”, que ya había sido presentada en la FILEM 2015 (Feria Internacional del Libro del Estado de México) y en la Feria Hispano/Latina de NY 2015, eventos en los que participé como autora invitada. Por lo anterior, el poder promover mi obra en esta feria significó una oportunidad crucial para hacer el lanzamiento de El Expreso del Sol a nivel local.

 

FOTO MARGARITA

Margarita Pedrozo Taboada

Patty Rebellón: Es una gran oportunidad para compartir, no solo con lectores de diferentes países sino con colegas en todos los géneros narrativos. Participar, para mi, es ser parte del mundo literario que tanto me apasiona. 

Patricia Gaviria:  Este es el cuarto año que participo de este evento, y siempre es muy gratificante. Para mí lo más importante es compartir con toda la gente que busca estar en un ambiente de cultura y de apoyo a la literatura. Además nos brinda un espacio a los escritores hispanos, para mostrar nuestras obras, aquí en el mercado de los Estados Unidos.

Margarita Pedrozo: Cuando se está comprometido  con la carrera literaria, cada evento cultural de prestigio, como la feria del libro de Miami, es una cita inevitable.

Patricia Jaramillo: La feria del libro es un eslabón fundamental para fomentar la circulación editorial, los autores y sus obras literarias.  Haber participado activamente en ella, me ha dado la oportunidad de experimentar y medir el estado de las industria cultural del libro, así como el interés actual del público en la lectura, en la cultura general y en los diferentes temas y géneros que ofrecen los distintos autores que contribuyen cada año. De igual modo, ha sido muy reconfortante el haber podido colaborar activamente en la ejecución de una meta colectiva común, aportando humildemente con mi libro y mi trabajo, a la diversidad de temas, géneros  y talentos que se observaban en cada rincón de la feria.

Para mi carrera literaria el haber contribuido en esta feria, significa la ocasión idónea para determinar nuevas metas, que me permitan responder de manera positiva y eficaz a los desafíos que enfrenta el sector del libro y la cultura.

Si tuvieras que resaltar un aspecto positivo y uno negativo de lo que sucedió en la feria, ¿Cuáles serían? 

Pilar Vélez: 

En términos generales, considero que Miami es una ciudad con un potencial cultural que todavía no se ha explorado y muestra de ello, es la gran cantidad de público que pese al clima y las limitaciones, acude año a año a este evento dedicado a la industria editorial.  La literatura puede tener un espacio tan importante como el mismo Art Basel. Sueño con ese momento.

Aprecio el esfuerzo del MDC y de las personas que hacen posible esta feria, pues sin duda implica un esfuerzo económico y humano. Sin embargo, todavía falta mucho por hacer para que este evento alcance el nivel que merece y enseñe la imagen de Miami, como una ciudad pujante, que cuenta con la infraestructura para brindar una feria de escala mundial y de gran convocatoria. Uno de los puntos más neurálgicos es el Street Fair, pues se deja al público y a los expositores a merced de las inclemencias del clima, que por lo general siempre arruina por lo menos 1 o 2 días de ventas, lo que desmotiva a muchos expositores a rentar casetas y exhibir los libros de sus autores y también al público, pues después de haber pagado por la entrada y el parqueo, no pueden disfrutar como lo habían previsto.

 

 

Patty Rebellón

libro patricia rebellonPatty Rebellón:  Positivo: La cantidad de personas que todavía buscan entretenerse con un buen libro.  Negativo: El espacio al aire libre, expuestos a las inclemencias del clima. Sobre todo en una ciudad cosmopolita como Miami con tantos lugares donde realizar la feria. Doy como ejemplo La Feria de Bogotá donde la creatividad y elegancia sobresalen. 

Patricia Gaviria:  Tengo la impresión de que este año la feria estuvo más organizada que el año pasado, con más expositores y bastante público. Lastimosamente, tuvimos un poco de lluvia, pero esto no impidió que el evento fuera agradable para todos.

Margarita Pedrozo: Sin duda las muestras de interés literario y cultural del público asistente, fue la nota positiva de la feria, esto nos demuestra que los libros  siguen manteniendo su auge y son una parte importante de la educación  y el desarrollo  cultural. Aunque  la lluvia tiene su encanto, creo que en esta ocasión no fue bienvenida.

 

patricia-jaramillo-foto2Patricia Jaramillo: La feria del Libro plantea una infinidad de posibilidades positivas para los autores y sus obras. La agenda cultural; en especial  la organización de talleres y charlas, marcaron gran importancia para la concurrencia de muchos interesados en las mismas. Otro aspecto positivo para anotar, es la oportunidad maravillosa de conocer e interactuar con personas que enriquecieron el ambiente cultural y poético, aportando con su simpatía, amabilidad y conocimientos culturales.

Sin embargo,  uno de los aspectos que pude identificar como negativo, fue el precio de la entrada para ingresar a la feria, sumado al costo del parqueo. 5 dólares  no es un costo elevado, pero hay que tomar en cuenta que la gente no va sola a la feria. Los organizadores deberían  reconsiderar la posibilidad de  que la entrada sea gratuita. Además,  creo que debería existir una rebaja en el alquiler de los stand, para los expositores que ofertan sus propias producciones. 

 

 

¿Piensas participar el próximo año?  ¿Lanzarás un nuevo libro para esta ocasión?patricia gaviria

Pilar Vélez:  Si Dios lo permite, así será. El Miami International Book Fair es un evento al que no podemos faltar. Debemos apoyar la feria y crecerla, pues es de gran relevancia para la cultura de nuestra ciudad.  Llevo varios años trabajando en dos obras, pero prefiero no correr. Por ahora estoy concentrada en promover el trabajo que esta recien publicado.


Patty Rebellón:
 Estoy trabajando en mi nuevo proyecto. Así que confiando en Dios. Allí estaré.

Patricia Gaviria: Siempre es interesante formar parte de eventos como éste, y si Dios no lo permite, claro que volveré a participar. Tengo otro libro que viene en camino y espero tenerlo listo para esa fecha.

Margarita Pedrozo: Claro que sí, sin duda nuevamente estaré  presentando a un nuevo publico  mis libros, como lo he hecho en lo últimos  5 años.  Para el próximo encuentro, ofreceré  un cambio en mi estilo literario, trayéndoles ahora una novela y a los lectores en  el idioma  inglés  la edición, en el mismo,  de Compas en la Existencia -Pasos a la Plenitud.

Patricia Jaramillo: Definitivamente pienso participar de nuevo como expositora el próximo año;  ya estoy trabajando en mi próxima obra, que espero terminar antes de la fecha obligada para la feria del libro 2016.

Artículos Relacionados